Para utilizar las funcionalidades completas de este sitio es necesario tener JavaScript habilitado.


Aquí están las instrucciones para habilitar JavaScript en tu navegador web.




Utilizando esta web aceptas el uso que hacemos de las cookies. Mas información

Regístrate Ingresar f


Quiero registrarme
No recuerdo mi contraseña

L' Hort d'en Dídac pertenece a una familia de agricultores del Maresme que hace más de un siglo que trabajamos nuestros campos. Actualmente, por relevo generacional me encuentro yo, Dídac, con la posibilidad de imprimir mi forma de ser y de concebir la agricultura del siglo XXII en los campos que he heredado.

El proyecto del Huerto quiere acercar los frutos de nuestra tierra a todos aquellos vecinos de territorio que los quieran disfrutar.





En 2014 nos hemos aliado con Els Bandolers de Gracia, C / Verdi 12 de Barcelona donde encontrará nuestros productos en su cesta semanal y en la tienda.
















En 2016 empezamos a trabajar con la Fundació El Maresme, dando soporte técnico y comercial en Can Parcala, proyecto de CEO el Maresme.


HISTORIA

Uno de nuestros bisabuelos cuando bajó del Montseny a hacer de mozo de cuadra y de campo a una casa de Vilassar. Llevaba el zurrón su capacidad de trabajo y su sabiduría campesina como patrimonio.

Mis abuelos, uno aquí y otro allá se levantaban cada mañana sabiendo que aquel que siembra y trabaja, termina cosechando.

Pero en sólo 40 años pasaron de ser autosuficientes y sólo agotados por el calor o por el trabajo a ser agotados por un sistema que nos había hecho esclavos de comprar híbridos que sin fertilizantes no producen buen tomate y que para ser alguien tienes que cultivar muy y producir muchas toneladas.

PERSONAJE


Yo, Dídac Valera Cañellas, he estudiado hasta llegar a cursar la Engines Técnica Agrícola y cada día que pasa, haciendo de campesino aprendo algo más.

Ahora tengo 32 años y desde que tengo conocimiento de que hago cosas en el Hort de casa. He vivido mi oficio desde niño.

Y ahora toca volver a hacer las cosas bien. Os resumo lo que pienso con mi decálogo.

DECÁLOGO

  • Siembro semillas con los mínimos híbridos posibles. Todas ellas con certificado ecológico o obtenidas de las plantas autóctonas de mis campos.
  • Compro todo el plantel ecológico.
  • Siembro mis campos y mis invernaderos con productos de temporada, que son los más nutritivos y los que menos costoson son. Económica y ambientalmente.
  • Combatir las malas hierbas con la misma técnica que mis abuelos y bisabuelos: a mano. Tanto el cultivo de zanahoria como el de la alcachofa como el de la patata!
  • Trato de combatir (porque lo que tiene vida propia no se puede controlar nunca del todo) con insectos que procuro que vivan en nuestro huerto y que les son predadores naturales.
  • Soy el resposable que las fresas que cultivo o el brócoli, o las habas, alimenten mis clientes y amigos, les hagan disfrutar del sabor de un fruto de temporada recién cosechado y, debido a que no llevan ningún químico, les supongan un alimento saludable.
  • Estoy empezando a practicar una permacultura que hace intervenir en el cultivo, como parte intrínseca del proceso, la presencia de animales. El caballo (en este caso de paseo o raid) o la gallina (como elemento productivo de la Huerta porque pone huevos) intervienen desherbado, dando barbecho los campos y fertilizante-los espontáneamente.
  • Trabajo en busca de la sostenibilidad, pues me asustan pensar que mi hija pudiera encontrarse con que le lego un mundo agotado.
  • Digo y hago tal como pienso. Y todo depende de cómo se mire, claro, pero trato de ser consecuente siempre.
  • Desde que hago venta directa y desde que tengo un feedback con el consumidor final que encuentro sentido a hacer de campesino. Procuro salud y genero estómagos felices y paladares agradecidos.
  • Desde el 2013 que inicié la tramitación de nuestro registro CCPAE y ahora puedo avalar nuestra producción ecológica con el CT3653P y la comercialización con el CT3792E. Cumplimos con la normativa vigente para garantizar la seguridad alimentaria de producto producido sin contaminantes y asegurar la trazabilidad de todos los lotes comercializados. Todo hecho siempre desde la conciencia, la verdad y la responsabilidad, tal como siempre he hecho. Pues soy lo que siembro y lo que cosecho.